MRT REAL ESTATE INFORMA

LAS SERVIDUMBRES (PARTE II)

SECCIÓN SEGUNDA — CONSTITUCIÓN DE LA SERVIDUMBRE
Artículo 944. — Modos de constitución.
Las servidumbres pueden constituirse:
(a) por negocio jurídico celebrado voluntaria o forzosamente;
(b) por sentencia, cuando se trata de una servidumbre forzosa en los casos y las condiciones previstas en la ley y el obligado a constituirla se niega a hacerlo voluntariamente; y
(c) por usucapión.

Artículo 945. — Constitución de las servidumbres continuas y aparentes.
Las servidumbres continuas y aparentes se constituyen por negocio jurídico o por la usucapión de quince (15) años. Para que queden constituidas por usucapión, el tiempo de la posesión se cuenta:
(a) en las positivas, desde el día en el que el titular dominante o la persona que haya aprovechado la servidumbre, hubiera comenzado a ejercerla sobre la finca sirviente; y
(b) en las negativas, desde el día en que el titular dominante haya prohibido al titular sirviente, mediante un acto obstativo formal, la ejecución del hecho que sería lícito sin la servidumbre.

Artículo 946. — Servidumbres que solo se constituyen por negocio jurídico.
Las servidumbres continuas no aparentes y las discontinuas, sean aparentes o no, solo pueden constituirse mediante negocio jurídico.

Artículo 947. — Servidumbre sobre finca propia.
El titular del derecho de propiedad o de derechos reales posesorios de varias fincas, puede constituir entre ellas las servidumbres que tenga por conveniente.
En caso de enajenación de cualquiera de las fincas, dominante o sirviente, la servidumbre sobre la finca propia publicada únicamente por la existencia de un signo aparente solo subsiste si se establece expresamente en el título de enajenación.

SECCIÓN TERCERA — CONTENIDO Y EJERCICIO DE LA SERVIDUMBRE
Artículo 948. — Contenido.
El título y, en su caso, la posesión de la servidumbre adquirida por usucapión determina los derechos del titular dominante y las obligaciones del titular sirviente. En su defecto, la servidumbre se rige por las disposiciones de este capítulo.

Artículo 949. — Derechos y obligaciones inherentes a las servidumbres.
Al constituirse una servidumbre se entienden concedidos todos los derechos necesarios para su uso. De igual manera se entiende que el titular sirviente asume todas las obligaciones inherentes a su relación con la finca gravada.

Artículo 950. — Modo de ejercerse.
La servidumbre debe ejercerse del modo más adecuado a fin de obtener la utilidad para el titular dominante y, a su vez, del modo menos incómodo y lesivo para el titular sirviente.

Artículo 951. — Obras necesarias para el uso y la conservación.
El titular dominante puede hacer a su costo en la finca sirviente las obras necesarias para el uso y la conservación de la servidumbre, pero sin alterarla ni hacerla más gravosa. Debe elegir para ello el tiempo y la forma convenientes, a fin de ocasionar la menor incomodidad posible al titular sirviente. El titular sirviente debe tolerar, cuando sea necesario, la ocupación parcial de la finca para llevar a cabo estas obras.

Artículo 952. — Gastos.
Las obras y las actividades necesarias para el establecimiento y conservación de la servidumbre son a cargo de las personas que pueden beneficiarse de ellas, salvo pacto distinto. Si son varios los titulares dominantes, todos están obligados a contribuir a los gastos en proporción al beneficio que a cada cual reporta la obra. El que no quiera contribuir puede eximirse renunciando a la servidumbre en provecho de los demás. Si el titular sirviente también recibe alguna utilidad de la servidumbre, debe contribuir proporcionalmente a los gastos.

Artículo 953. — Menoscabo del uso de la servidumbre; modificación.
El titular sirviente no puede menoscabar el uso de la servidumbre constituida, pero si el ejercicio de la servidumbre resulta excesivamente gravoso e incómodo, puede exigir, a su costo, las modificaciones que crea convenientes en la forma y el lugar de prestación, siempre que no disminuyan el valor y la utilidad de la servidumbre.
Si no se obtiene la variación por acuerdo voluntario de los interesados, puede obtenerse por autoridad judicial.

Published by mrtrealestate

Marilyn Rivera started her Real Estate Career in Tampa, FL. Worked 5 years with The Griffin Group for Coldwell Banker and Keller Williams. In 2018, after Hurricane María (2017) affected Puerto Rico, decided to move back to the Island and help with it's recovery. In Puerto Rico she became a Real Estate Broker. Today Marilyn has her own brokerage, MRT REAL ESTATE, THE DEAL MAKER, helping the Puerto Rican community facilitating the process of buying and selling a property. MRT REAL ESTATE specializes with investors that wants to take advantage of the tax incentives laws of Puerto Rico in an effort to help the economy of the Island. MRT REAL ESTATE counts with a team of lawyers, accountant, loan officer and real estate agents ready to work for you.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: